CANELONES DE ESPINACAS

Canelones de espinacas, historia:


Los canelones son una pasta ancha de forma rectangular que se enrollan como un cilindro (su nombre en italiano significa canalón). Aunque parezca increíble, no se cocinan tanto en Italia, su país de origen, como en otros países mediterráneos. De hecho los canelones son un plato típico de Cataluña, muy consumido en toda España. Esto se debe a siglos de comercio entre Cataluña y el sur de Italia, que originaron múltiples intercambios culturales y gastronómicos. 

Los canelones fueron introducidos en Cataluña por los cocineros italianos de las familias burguesas de Barcelona en el siglo XIX y rápidamente se popularizaron entre las distintas clases sociales. También son muy populares en Argentina, Uruguay y Costa Rica. 

Se pueden preparar rellenos de carne, queso, pescado o verdura. Nosotros los vamos a elaborar con un revuelto de espinacas, una verdura muy beneficiosa, ya que aporta ácido fólico, proteínas, hierro, vitaminas y minerales, además de tener pocas calorías. 

 

Vídeo paso a paso:


Ingredientes


  • 540 gramos de espinacas. 

  • 12 huevos. 

  • Almendras al gusto. 

  • Bechamel para gratinar. 

  • 2 dientes y medio de ajo.

  • Tomate frito. 

  • Queso cheddar en lonchas. 

  • Queso rallado. 

  • Pasta para canelones. 

  • Aceite de oliva. 

  • Agua. 

  • Sal. 



Canelones de espinacas, preparación:


  • Paso 1

    Para hacer el revuelto de espinacas, picamos los ajos y las almendras y los sofreímos en una sartén con aceite de oliva cubriendo el fondo. 

  • Paso 2

    Cuando el ajo comience a dorarse ponemos todas las espinacas, que aunque ahora ocupen mucho, luego mermarán. 

     

  • Paso 3

    Cuando se hayan reducido, añadimos los huevos y una cantidad considerable de sal. Removemos con cuidado la clara sin romper las yemas y cuando veamos que ha cuajado un poco, las rompemos. A partir de ahí, podemos hacer el punto del revuelto a nuestro gusto. 

  • Paso 4

    Al mismo tiempo, vamos cociendo la pasta en una cazuela con abundante agua. Cuando empiece a hervir, ponemos un puñado de sal y las placas de pasta, que colocaremos una a una y con cuidado. Las cocemos el tiempo que recomiende el fabricante, las escurrimos y las refrescamos con agua fría para que dejen de cocerse. Ahora las ponemos en un paño para quitarles el exceso de agua. 

     

  • Paso 5

    Cuando tengamos todo listo, ponemos un poco de salsa de tomate en el fondo de una bandeja de cristal profunda o una que podamos meter en el horno. Ahora comenzamos a montar los canelones y los colocamos en una bandeja con la parte del pliegue hacia abajo para evitar que se desahagan. 

  • Paso 6

    Cuando estén todos los canelones colocados, hacemos rápidamente la bechamel para gratinar. Puedes ver cómo hacerla pulsando aquí

     

  • Paso 7

    A continuación, colocamos las lonchas de queso sobre los canelones y luego cubrimos con la bechamel. Además, vamos encendido el horno a 200 grados con calor arriba y abajo. 

     

  • Paso 8

    Mientras se calienta, ponemos abundante queso rallado sobre la bechamel y cuando el horno esté a punto, ponemos la bandeja en el interior hasta que se gratine el queso. Si no acaba de dorarse, podemos poner el gratinador. 

  • Paso 9

    Cuando el queso esté dorado, retiramos la bandeja del horno y ¡a comer!