RECETA DE TARTA DE QUESO Y MANZANA

Receta de tarta de queso y manzana, historia:


Si te gusta la tarta de queso y la tarta de manzana, no puedes dejar de probar esta receta. Es la mezcla perfecta de ambos postres. 

Si seguís la receta paso a paso, no hay margen de error, el resultado será perfecto. Y os resultará tan fácil que veréis que cualquiera puede hacerlo. 

Se trata en realidad de una variante del tradicional New York cheesecake al que hemos añadido leche condensada, lo que le da un sabor y una untuosidad muy particular. 

Si la dejamos así, tendremos una tarta de manzana al uso, una auténtica delicia. Pero en esta receta hemos decidido rizar un poco el rizo y añadirle láminas de manzana y mermelada, dándole el acabado final de una tradicional tarta de manzana, pero con el grosor, el sabor y la textura de una tarta de queso. 

No os lo penséis más. Estáis tardando en probarla. 

Vídeo paso a paso:


Ingredientes


  • 150 gr. de galletas

  • 100 gr. de mantequilla

  • 400 gr. de queso crema

  • 300 gr. de leche condensada

  • 75 gr. de fécula de maíz 

  • 150 gr. de azúcar

  • 400 gr. de nata líquida

  • 2 huevos

  • Manzanas

  • Mermelada de higo



Receta de tarta de queso y manzana, preparación:


  • Paso 1

    Trituramos las galletas y las mezclamos con la mantequilla, previamente derretida. Luego ponemos esta masa en un molde desmontable y lo metemos en el congelador para que se endurezca. 

  • Paso 2

    Poemos en un bol los huevos, el azúcar, la fécula de maíz, la leche condensada, la nata y el queso cremoso y lo batimos todo hasta que quede bien integrado. 

  • Paso 3

    Sacamos el molde del congelador y vertemos la mezcla. Calentamos el horno a 180 grados, sin ventilador y con calor arriba y abajo. 

  • Paso 4

    Cuando el horno esté bien caliente horneamos durante 60 minutos. Después lo sacamos y dejamos que se temple un poco para que se desinfle. 

  • Paso 5

    Pelamos la manzana y la cortamos en láminas finitas. La colocamos bien cubriendo la superficie y lo volvemos a meter al horno, esta vez con calor arriba y abajo y a 200 grados de temperatura. Aproximadamente 15 minutos más. 

  • Paso 6

    Cuando la tarta salga definitivamente del horno, cubrimos la superficie con un poco de mermelada, de higo, albaricoque o cualquier otro sabor que os resulte apropiado. Dejamos enfriar antes de desmoldar y listo. Ya tenemos nuestra deliciosa tarta de queso y manzana.