RECETA DE BIZCOCHO GENOVÉS

Receta de bizcocho genovés , historia:


Una genovesa es un bizcocho italiano bautizado en honor de la ciudad de Génova y estrechamente relacionado con las cocinas italiana y francesa.

No usa levadura química alguna, sino que emplea aire suspendido en la masa durante su elaboración para darle volumen. La genovesa no debe confundirse con el pain de Gênes, que es un pastel de almendra, pero se parece mucho en composición y uso básico con el pan di Spagna (‘pan de España’), otro bizcocho italiano.

Es un dulce que emplea huevos enteros, a diferencia de otros que baten las yemas y claras por separado. Los huevos, y a veces yemas adicionales, se baten con azúcar y se calientan al mismo tiempo al baño María o al fuego, hasta un estado conocido por los pasteleros como «punto cinta». La genovesa suele ser un pastel relativamente magro, procediendo la mayoría de su grasa de las yemas de huevo, pero algunas recetas añaden también mantequilla derretida antes del horneado.

La genovesa es un elemento básico de muchos dulces franceses y se emplea para elaborar varios tipos diferentes de tartas. 

Vídeo paso a paso:


Ingredientes


  • 6 huevos gordos

  • 120 gramos de azúcar

  • 120 gramos de harina

  • una pizca de sal

  • una cucharada sopera de esencia de vainilla



Receta de bizcocho genovés , preparación:


  • Paso 1

    El primer paso para elaborar nuestro bizcocho genovés es añadir el azúcar, los huevos, la esencia de vainilla y la sal a un recipiente. A continuación bate todos los ingredientes. Es muy importante batir perfectamente todos los ingredientes porque aquí está el secreto de nuestro bizcocho.

     

  • Paso 2

    Una vez que hemos batido durante unos diez minutos todos los ingredientes, tamiza la harina y añádela a nuestra mezcla y remueve. Cuando todos los ingredientes estén perfectamente integrados, viértelos en un bol desmontable. Mete el bol en el horno, precalentado a 180 grados, durante unos 25 minutos.

     

  • Paso 3

    Pasado el tiempo, comprueba si está hecho o no. Ya sabes cómo hacerlo, introduce una aguja y, si sale limpia, nuestro bizcocho ya está listo. Una vez que se enfríe ya puedes sacar el bizcocho del molde. Colócalo sobre una rejilla y para que respire también por debajo y espera unos minutos. Cuando ya esté totalmente frío, ya puedes comenzar a trabajar con nuestro bizcocho genovés y elaborar la mejor tarta.